El superdeportivo SLS AMG pretende establecer hitos tecnológicos como lo hizo en su día el 300 SL hace 50 años. La marca ha revelado algunos detalles del sistema de propulsión eléctrica que va a tener, muy interesante a nivel técnico.
Para mantener la deportividad y el reparto de pesos, las baterías de ión-litio se repartirán en tres compartimentos: parte frontal del vano, bajo el túnel central y detrás los asientos.


Fuente: Mercedes prepara el SLS AMG eléctrico