Los coches descapotables siempre se han caracterizado por ser muy exclusivos y estar destinados a un público muy específico. Si encima se trata de versiones biplaza con una deportividad acentuada, esta exclusividad se multiplica por tres.

Por eso, cuando Mazda presentó la primera generación del MX-5 en el Salón del Automóvil de Chicago de 1989, rápidamente tuvo una gran acogida ya que permitía disfrutar de un biplaza descapotable por un precio mucho más asequible que la mayoría de modelos similares que existían en el mercado.


Han pasado 20 años desde aquello y a lo largo de este tiempo, el MX-5 ha conseguido mantener completamente intacto ese espíritu y, aún hoy sigue siendo una referencia dentro del mercado de los roadsters ya que cuenta con un público muy fiel que ha conseguido que este modelo siga siendo todo un éxito.



Fuente: MAZDA MX-5 ROADSTER COUPÉ AUTOMÁTICO: LLAMATIVO, ECONÓMICO Y DIVERTIDO | Supermotor.com