Los austriacos de KTM, con la competición en la sangre, no han dudado en sacar su primer coche, de prestaciones puras, y que puede poner colorado a más de un superdeportivo que le doble en potencia y le triplique en precio...

Fuente: KM77.

El KTM X-Bow es un vehículo para circular por la calle que, por motivos de homologación, todavía no puede matricularse en España. Los distribuidores de KTM en España aseguran que en julio de 2008 tendrá la homologación necesaria para circular por carretera. Las primeras entregas se realizarán en enero de 2009.

El X-Bow tiene dos plazas, tracción trasera, es ligero y lleva un motor sobrealimentado de 241 CV. Como no tiene parabrisas (en su lugar hay un deflector) KTM recomienda utilizar casco.
KTM, fabricante austriaco de motocicletas, próximamente iniciará la producción en serie del X-Bow. De la producción de este modelo se encarga Magna-Steyr. No obstante, desde mediados de 2007, ya admite pedidos del X-Bow a través de su página web y en los distribuidores nacionales autorizados.
El precio del X-Bow es de 58.817 €. Actualmente, sólo se puede pedir con la opción autoblocante (lo que incrementa el precio en 2.144 €) y en colores naranja o blanco.
Una vez fabricada la unidad adquirida, ésta podrá recogerse en la fábrica de Austria, en un distribuidor nacional autorizado o, incluso, recibirla en el domicilio del comprador.
Los cien primeras unidades que se fabriquen serán una edición exclusiva del X-Bow denominada «Dallara». Se diferencia porque tiene ciertos detalles de la carrocería en carbono, chasis de competición con suspensión específica, autoblocante, llantas con un único punto de anclaje y volante extraíble.


Todos estos elementos también están disponibles opcionalmente de forma independiente. Además, puede comprarse con con los paneles de la carrocería en fibra de carbono, con un kit que mejora la aerodinámica y otro que mejora la refrigeración del motor.
El motor es una variante del que tiene el SEAT León Cupra y va colocado en posición central trasera. Es un 2.0 TFSI con cuatro cilindros, inyección directa (que funciona entre 30 y 110 bar), turbocompresor e intercooler. A diferencia del prototipo, tiene una potencia máxima de 241 CV a 5.500 rpm, en vez de los 220 CV del prototipo. KTM afirma que en un futuro podrán haber versiones de este motor con hasta 300 CV.
El X-Bow tarda 3,9 s en llegar a 100 km/h saliendo desde parado y 3 s en pasar de 80 a 120 km/h (el peso de todo el vehículo es 825 kg). Es, por tanto, un coche muy rápido. Necesita el mismo tiempo para acelerar hasta 100 km/h que un Lotus 2-Eleven (que tiene una relación entre peso y potencia mejor, 256 CV y 670 kg), y sólo 0,1 s más que un Lamborghini Murciélago (579 CV y 1.650 kg). El consumo medio homologado es 7,5 l cada 100 km, algo menos que el León Cupra (que pesa casi el doble).
La velocidad máxima es 217 km/h. En los bajos de la carrocería hay un difusor trasero que ejerce una fuerza vertical de 193 kg a una velocidad 200 km/h. Según el fabricante, la aceleración lateral máxima es 1,23 g, un valor muy alto. El depósito de gasolina tiene capacidad para 40 l.
La caja de cambios es manual de seis relaciones (de origen Volkswagen). Los X-Bow que se pidan desde enero de 2009 también podrán tener un cambio automático de doble embrague S-Tronic («DSG»).
Respecto al prototipo y exceptuando el motor, el modelo de producción tiene pequeños cambios: la toma de refrigeración del motor es de mayor tamaño y el escape ahora es doble. En el volante, se ha reducido el número de pantallas y botones y se ha colocado una pantalla en un lugar más cercano a la vista. El tapizado de los asientos también se ha cambiado.


El X-Bow no tiene puertas ni techo. Tampoco tiene parabrisas, tan sólo un pequeño deflector transparente (imagen) para el aire que, según KTM, permite prescindir de calefacción o limpiaparabrisas.
Los asientos son fijos, no se pueden regular. Sí se pueden regular los pedales (dando vueltas a una palanca) y lo el volante (tanto en altura como el profundidad). Los cinturones de seguridad son de cuatro puntos; opcionalmente pueden ser de cinco puntos de anclaje.
No hay maletero. Para guardar la documentación hay una caja transportable. Los elementos que es obligatorio llevar en el coche, como los triángulos o las lámparas de recambio, van guardados en un compartimento bajo los pies del pasajero; ahí también se guarda una funda para cubrir el habitáculo cuando no se usa el coche. En la zona que ocupan los pies del pasajero se pueden sujetar un par de cascos.
Mide 3.738 mm de largo, 1.900 mm de ancho y 1.205 mm de alto, la batalla es 2.430 mm. El chasis es un monocasco de fibra de carbono, desarrollado en colaboración con el especialista italiano Dallara, que pesa 75 kg. Las piezas pintadas de color naranja son también de fibra de carbono, pero más adelante serán de plástico.
En la zona delantera hay una estructura deformable para absorber energía en caso de choque; detrás, es la caja del silencioso la encargada de desarrollar esta función.
La suspensión es de doble triángulo en todas las ruedas, con el muelle y el amortiguador (de «WP Suspensión») colocados en posición casi horizontal y perpendiculares al eje longitudinal del coche. La direción es de cremallera y no tiene asistencia.
Los frenos son Brembo de 305 mm de diámetro delante y 262 mm detrás. En cada rueda trasera hay dos pinzas de freno, una de ellas para el freno de estacionamiento. Los neumáticos son de distinta medida en cada eje, 205/40 R17 las delanteras y 235/40 R18 las traseras.


Galería:
km77.com. KTM X-Bow. Información. Imágenes.